Cuando de plantas de interior se trata nos vienen a la mente aquellas que sean de sombra y requieran tener un sustrato húmedo, es por eso que la Cuna de Moisés o también conocida como lirio de la Paz, es la opción mas elegida, esta planta se caracteriza por sus hojas de un color verde intenso y sus particulares flores en color blanco, siendo principalmente el verano la temporada de floración mas importante para la planta.

Pero que sucede cuando por descuido o no saber como cuidarla muere nuestra planta. Por esa razón quiero compartirte este video donde recuperamos a una cuna de Moisés la cual dábamos por muerta. Aquí esta el claro ejemplo de lo que debemos hacer y no hacer con nuestra planta.

La cuna de Moisés es una planta propia de regiones tropicales, pero con una gran facilidad para adaptarse al interior de nuestros hogares, por esa razón es muy popular en hogares de América. si tu quieres conocer los principales cuidados para tu Cuna de Moisés no dejes de leer esto.

Te puede interesar: Cuidados y trasplante del árbol Ficus Benjamina

Luz: Es una planta de sombra o media sombra y no tolera los rayos directos del sol, si por descuido llegas a dejarla al sol directo sufrirá severamente, las hojas y flores se quemaran completamente. Si este fue tu caso lo recomendable es quitar todas la hojas quemadas, corta desde donde nace la hoja así tu planta se enfocara en recuperarse y crear hojas nuevas y no gastara energía manteniendo a hojas que jamás volverán a estar sanas.

Flor Cuna de Moisés

Riego: Para regiones muy calurosas lo ideal es regar a la cuna de Moisés 2 veces por semana y siempre asegurarnos de que las macetas o materas tengan los orificios necesarios para asegurar un buen drenado, para regiones mas templadas 1 vez por semana estará perfecto, del riego adecuado dependerá que las hojas no se manchen de color marrón o las puntas se pongan de color café .

Sustrato: El sustrato ideal para la cuna de Moisés o Lirio de la Paz es aquel que tenga buena retención de humedad pero que no “encharque agua” con eso lograremos que las raíces no se pudran. Además el sustrato debe tener cierta consistencia porosa que permita la oxigenación de las raíces para que estas puedan crecer libremente en el interior de la maceta. Para eso quiero sugerirte esta receta donde aprenderás a preparar el mejor sustrato para plantas de interior el cual le viene de maravilla a la cuna de Moisés (poner nuestro video del sustrato para plantas de interior)

Fertilizantes: Mucha atención en este punto, siempre nuestra primera opción deberían ser los fertilizantes orgánicos, pero estos no siempre nos dan los resultados esperados ya que suelen nutrir a la planta a un largo plazo y es ahí cuando optamos por los sintéticos y no es que sean del todo malos, pero una mala aplicación de estos últimos podría acabar con tu cuna de Moisés, el exceso de estos abonos quema a las plantas, es por eso que siempre debemos leer las etiquetas. Si eliges un fertilizante sintético te sugiero aquellos que son a base de nitrógeno, fosforo y potasio, estos elementos mejoraran la apariencia de la planta y la estimularan a crear nuevas hojas y flores. Sugiero abones 2 veces al años, la primera a principios del otoño para tener una planta fuerte que resista al invierno y a principios de la primavera para que al llegar el verano te pueda regalar muchas flores.

Como te habrás dado cuenta tener una cuna de Moisés es muy fácil, únicamente requiere cuidados y cariño. Si la tratas bien siempre te alegrara con sus bonitas flores.

1 Comentario

Comments are closed.