Si buscas una planta resistente a novatos, esta es tu mejor opción. Es una planta muy elegante, popular y que decora muy bien los espacios. Su nombre es muy conocido, pero también es un error porque no pertenece a la familia de los pothos, sino que es del género de Epipremnum. Este error se debe a que por muchos años estuvo mal clasificada y por eso se ha quedado con ese nombre.

Si conoces a alguien que se quiere iniciar en la jardinería o quieres traer plantas a tu casa, la Epipremnum  es la mejor candidata. Veamos qué debes saber para cuidar a esta planta.

https://www.youtube.com/watch?v=XzD-PjB_JrM&feature=youtu.be

 Características y origen del pothos

El pothos es una planta que puede ser cultivada en una maceta colgante para que sus hojas puedan crecer. Esta planta nace en lugares tropicales y está acostumbrada al calor y la humedad. Además, estás plantas suelen desarrollar raíces aéreas que se pueden atar a un tutor.

Es una planta famosa porque puedes usarla como planta colgante, pero también crece en estilo enredadera y en ambos casos los cuidados son los mismos. Sus hojas pueden ser de diferentes tonalidades con rayas amarillas. Aunque también hay algunas que desarrollan hojas con una sola tonalidad.

Riego del pothos

Esta planta no necesita riegos demasiado constantes porque es capaz de retener bastante agua y si recibe un exceso de humedad podría morir. El sustrato debería permanecer unos dos o tres días secos antes de hacer el riego. Un indicativo de que está planta tiene mucha agua, es que sus hojas se vuelven amarillas y quebradizas.

Los riegos deberían estar separados por 7 a 15 días. Una buena forma de regar es pulverizar agua encima de las hojas, debido a que el tallo retiene bastante agua del sustrato. La humedad del ambiente es una de las fuentes de agua que más afecta a la Epipremnum aureum. Si vives en un lugar seco, puedes colocar un plato con piedras y agua cerca de la planta para que la humedad suba hasta las hojas.

Te puede interesar: Cuatro plantas que reducen el estrés y la ansiedad

Iluminación del pothos

Como todas las plantas interiores, la Epipremnum aureum necesita luz indirecta y homogénea. Esta es una planta resistente que puede crecer en lugares con menos luz, pero le va a costar más. Para desarrollar todo su potencial como planta aérea o enredadera, hay que darle bastante luz indirecta.

La temperatura suave y cálida que solemos tener en casa es perfecta para esta planta. Entre 15 °C y 25°C está muy bien. También puede crecer por debajo o por encima de estas temperaturas, pero será más dócil que crezca y que desarrolle bien sus hojas. También debes cuidarla de corrientes de aire muy fuertes porque está planta no resiste bien los ambientes muy secos.

Sustrato ideal para el pothos

Esta planta es buena para comenzar en el mundo de la jardinería, esto se debe a que sus requerimientos de abono y nutrición no son muy exigentes. La mejor época para darle un extra de cariño a esta plata es primavera y verano. Estás son las temporadas donde más crece.

Los abonos para plantas verdes son muy buenos porque incluyen una buena variedad de macronutrientes esenciales. Si quieres una planta fuerte que pueda crecer según la dirección de un tutor o decorar una pared estilo enredadera, el abono debes repetirlo una vez al mes. Respecto al sustrato, lo más importante es que drene bien el agua para evitar acumulaciones de agua que afecten las raíces. Los sustratos para plantas verdes funcionan muy bien en estos casos.

Poda del pothos

Cuando comenzamos a cuidar de nuestras primeras plantas, es normal que sintamos temor al ver que las hojas nuevas tardan más en salir o empiezan a caerse. Esto es normal y no quiere decir que estemos haciendo algo mal. Si ves que tu planta ha parado su ritmo de crecimiento y que sus hojas se caen, quiere decir que es necesario podar.

No es necesario podar demasiado, sino sacar aquellas hojas que están en mal estado. Las que estén más amarillas o quebradizas son las que se deben ir porque quiere decir que les cuesta crecer, a pesar de los abonos y el agua.

Reproducción del pothos

Para empezar, hay que hacer un esqueje y cortar en la parte inferior, unos tres centímetros debajo del nudo está bien. Asegúrate que la parte que vas a trasplantar sea fuerte y joven. Este esqueje debemos mantenerlo en un recipiente con agua para que la Epipremnum aureum empiece a echar raíces aéreas. 

Después hay que transplantar a una maceta, pero pueden pasar varias semanas hasta ver que empieza a crecer la nueva planta. Una buena forma de hacer una pothos más frondoso y vistosa, es plantar varios esquejes juntos

La pothos es una planta bastante resistente, pero como todas, puede sufrir de enfermedades. Una de las formas de evitar esto es mantenerla dentro de casa y estar al pendiente de la caída de las hojas. Cuando estás empiezan a perder fuerza, puede ser sinónimo de que algo algo no está bien. Otro riesgo es un exceso de agua o poco abono.

Variedades de pothos

La Epipremnum aureum es la variedad más conocida, pero no es la única. Se puede encontrar en tiendas de jardinería en macetas colgantes o atadas a un tutor para que su crecimiento sea más controlado. Con mucha frecuencia los pothos se confunden con el philodendron por qué son especies similares. De hecho a simple vista no se pueden distinguir y se puede llegar a vender como una variedad o un híbrido de las pohtos.

Si estás comenzando en la jardinería, te recomendamos que vayas un paso a la vez porque tener muchas plantas requiere tiempo y dedicación. No importa si trata de plantas resistentes como Epipremnum aureum. Sin embargo, si ya conoces mejor este mundillo y quieres traer otras compañeras de especie puede ver estas opciones:

  • Photos plateados. Su hojas presentan un color verde mucho más intenso con pequeñas manchas blanquecinas.
  • Photos neón Lemon. Esta variedad tiene hojas no variegadas de tonalidad amarilla muy fuerte.

Todas estas tienen cuidados similares y se ven muy bien cuando las juntan en un solo jardín.

Como es conocida el pothos en otros países 

Todo va en dependencia del país donde te encuentres y verás que se le conoce con varios nombres, pero en realidad se trata de la misma planta por lo que hay países donde se le conoce como potos, hiedra del diablo, planta teléfono, o también como pothos o simplemente se le conoce como potus. 

Cuidados del pothos

  1. Es una planta que agradece la humedad del ambiente, por lo que no es recomendable que la tengas con abundante agua en su maceta.
  1. Cada vez que veas hojas secas tienes que eliminarlas para que no causen ningún tipo de enfermedades en la planta por lo que es necesario que te encuentres atengo a su aparición en la maceta de la planta.
  1. Los jardineros expertos recomiendan que en el plato que se encuentra debajo de la maceta siempre tengas agua para que ayude a enfriar el ambiente donde se encuentre la planta. 
  1. En temporada de verano se recomienda que la riegues por lo menos unas 3 veces por semana, pero siempre tomando en cuenta la recomendación de evitar dejarla encharcada dentro de la maceta. 
  1. En cambio, cuando llega el invierno lo recomendable, es que la riegues solamente un vez cada semana que con eso es suficiente por la humedad que tiene o tendrá en ese momento el ambiente. 
  1. Si le vas a aplicar abono procura que sea el más apropiado por lo que primero consulta con tu jardinero y es buena idea que lo apliques entre los meses de marzo a junio de cada año. 
  1. Procura siempre que no obtenga más de lo necesario en cuanto a la luz solar se trata ya que las hojas tienden a ponerse un poco marchitas. 

El pothos y el feng Feng shui

Esta planta es asociada con la mejor manera de ayudar a alivianar el aire donde exista como planta, además, de que es una planta que le agrega mucha elegancia a tu hogar, por lo que es de las más valoradas dentro del mercado de plantas en la mayoría de los países del mundo. 

Según el feng Feng shui esta planta es una gran aliada a la hora de que necesites sentirte en un ambiente en armonía con la naturaleza, lo que, sin duda alguna, te va a brindar mucha tranquilidad mental, y por supuesto, también emocional, razón demás para que la tengas en tu casa, realmente no es una planta que necesite de una atención esmerada, por lo que con solo tomar en cuenta nuestras recomendaciones veras los resultados inmediatos en tu planta sin duda alguna.