Estamos a mediados de Enero, el tiempo está volando y por lo tanto el invierno comienza su tardío, por lo que lo que antes pareciera ser una opción no muy buena, ahora está muy de moda, y siempre es bueno rendir homenaje a los clásicos de decoración y muebles.

            Los sofás Blue Velvet, (terciopelo azul), son ideales para darle un toquecito clásico, rockero y elegante a tu hogar, y mucho mejor si tienes niños en casa o eres un jóven universitario, o mejor aún, quieres revivir tus mejores años.

            El color azúl en sus tonalidades más fuertes, pueden combinar con habitaciones claras, con una escala de blancos, con toques oscuros; sin embargo, los de tonalidades más bajas quedarían con habitaciones con una escala de grises, colores marmoleados, etc.

            Lo mejor de estos sofás es que puedes escoger entre tener uno con acabado metálico, es decir, brilloso, o uno mate, en ambos caracteres no pierde su esencia y elegancia. Prueba poner a un lado una mesita con un florero con hortensias, le dará un toque más nostálgico.

Comenta