Con la llegada de un bebé lo primero que queremos hacer es crear el cuarto mas hermoso con todo lo que nos gusta, el problema es que muchas veces no sabemos como lograrlo.

Una de las formas más fáciles de decorar un cuarto es pintándolo sin embargo no siempre queda como esperamos ya que podemos llegar a contratar a un pintor que no sea un experto.

Pero el Vinilo es muy fácil de colocar y además se encuentran en infinidad de tamaños y colores. Los hay satinados, opacos y de diferentes texturas como por ejemplo efecto tela o adhesivo.
Otra de las ventajas del vinilo es que es un material muy fácil de adquirir y además de ser sumamente sencillo de colocar y retirar, lo que es fantástico ya que cuando tu bebé vaya creciendo la decoración la podrás cambiar en cuestión de minutos.

Algunos estilos de vinilos los puedes encontrar en mercado libre o tiendas departamentales para hogar, recuerda siempre leer con atención el tamaño de vinilo que te quieren vender.
Si no encuentras alguno que te guste puedes escoger una imagen que te agrade y llevarla a la tienda de imprenta mas cercana en la que vendan vinilo para pared y pedir que te apoyen vectorizando la imagen, pueden que te cobren extra por ese servicio.

¿Como colocar un vinilo?

  • Limpia la superficie en el que vas a colocarlo.
  • Recorta las piezas (solo en caso de que vengan en un solo vinilo).
  • Acomoda el vinilo en la pared pegándolo con una pequeña cinta adhesiva. (Esto es para que puedas ir pre-visualizando como quedaría).
  • Retira el papel de color blanco.
  • Pega el vinilo a la pared y pasa una espátula o paño por encima.
  • Retira con cuidado el papel transportador (el transparente)
  • Si quieres repasar utiliza el papel transparente doblado para proteger el vinilo.
  • Coloca el resto de las piezas de la misma forma.
  • Listo

Recuerda que esta forma de decoración queda mejor en paredes lisas y limpias.

Comenta