El Pantone 15-0343 – Greenery, que aunque no convenció a muchos en el ámbito de las artes gráficas como Pantone del Año, lleva algunos años en boga, en especial en el ámbito de la decoración de interiores, porque, bien aplicado,  hace contrastes que llenan de vida y color un espacio otrora “muerto” o “frío”.
En este post les explicaremos una de las tendencias más frescas de la decoración en los últimos años.

También conocido ampliamente como el “estilo de los barrios gentrificados”, el industrial + greenery tiene la facilidad de ser adaptado al contexto previamente mencionado, pues es una forma de darle un toque cálido de renovación a espacios en decadencia como lo son barrios con paredes descarapeladas, hormigón en obra negra, vigas de acero, tablones, tabiques o tubos de ventilación y tubería expuestos.

Basta con aplicar 4 reglas esenciales para generar un espacio cómodo bajo este estilo, sin necesidad de romper la caja de ahorros o gastar demasiado:

1: El espacio tiene que tener “un aire de decadencia”
Como previamente se comentó, esto es casi esencial para el contraste; presente en barrios históricos como los existentes al centro de las ciudades, en instalaciones previamente de uso industrial, en cabañas de exterior rústico, etc.

2: Colores neutros claros o fríos oscuros

Las paredes con yesería, techo, tubos expuestos, y todo lo que desentone con la pulcritud del ambiente deberá ser pintado, así como los muebles e incluso los accesorios deberán ser  de gama de neutros (blanco, gris) o colores fríos oscuros (azules y verdes poco saturados, o grises y negros), con la excepción de la mampostería y la madera de color natural, pues cuentan con una gama de colores que resaltan con personalidad propia, que aporta además la idea de renovación.

3: Iluminación cálida
Al poner lámparas con focos de filamento de tungsteno o incluso hoy en día ya existen lámparas led que emulan el color cálido, se le da una comodidad y espíritu hogareño y bohemio, ya que sin ello, todos los elementos previamente mencionados harían un espacio frío y deprimente

4: Greenery
La forma en que se agregará el ingrediente crucial en este estilo será a través de plantas, muchas plantas, con la condición de que las macetas sean colores idénticos al elegido para la pintura de paredes, y las plantas sean de follaje frondoso y abundante y de color verde vivo, como lo pueden ser helechos, palmeras, arbustos y hierbas aromáticas, que uno de los beneficios más versátiles para este estilo, pues al tener estas hierbas en interiores, puedes generar el cultivo de tus propios ingredientes de cocina, que requieren de poco mantenimiento y estarán frescos al alcance dentro de tu propia casa.

Así el estilo industrial + greenery toma una versatilidad que permite usarse desde en espacios hogareños como cafeterías y hostales, también no está peleado con la seriedad de oficinas y centros comerciales, pues aporta el toque de lujo necesario a un inmueble que no necesita más que ser acondicionado de manera económica para tener vida y ser considerado de nuevo atractivo visualmente.