De los consejos de un arquitecto:

Cuando analices una propiedad piensa en dos variables, las permanentes (que muy difícilmente podremos cambiar) y las flexibles que con tiempo y dinero podríamos modificarlas.

            Ten en cuenta la ubicación, el barrio, las horas de sol y lo que veremos desde nuestro salón son algo permanente. Hablamos menos de la calificación urbanística, pero nos puede permitir aplicaciones, proteger elementos arquitectónicos o actuaciones en el jardín.

            La estructura, igual de importante son los elementos arquitectónicos y/o estructurales de la vivienda. Si buscamos grandes espacios diáfanos, nos será más difícil en una vivienda antigua que en una más nueva. En cambio, si queremos elementos originales como techos, bovedillas, miremos propiedades con más historia. Lo más fácil de cambiar, por orden, es el estilismo, los acabados, las instalaciones y la distribución.

Mira con ojos de interiorista:

1.La luz, si vas a comprar un piso o una casa, es muy importante la luz. Dependiendo de lo luminosa que sea la vivienda puede dar más sensación de amplitud y calidez.

2.Distribución, una casa bien distribuida ayuda mucho a la hora de decorarla. Si eliges un edificio antiguo, debes tener claro que se pueden tirar tabiques y cambiar la distribución, considerando los bajantes y salidas de agua.

3.Materiales, busca materiales y acabados en colores neutros, nos ayudarán a tener muy buena base a la hora de decorar y será más fácil poder jugar con los colores.

4.Carpintería, si es blanca nos dará más juego y hará que se amplíe visualmente la vivienda.

5.Cerramientos, es importante que sean de doble acristalamiento para aislar el frío, del calor y también del ruido.

6.Instalaciones, es importantísimo que lo tengas en cuenta. El sistema de calefacción, las griferías o la luz pueden acondicionar la reforma de tu hogar.

La ayuda de un agente inmobiliario:

El asesor y la agencia deben transmitir honradez, profesionalismo y ser eficientes. La compra o venta de una casa es probablemente la decisión económica más importante de nuestras vidas y una de las más importantes a nivel personal, por lo que es vital estar bien asesorado. Esa es precisamente la labor de la agencia en la negociación y en el cierre de las operaciones.

Se debe tener en cuenta que las prioridades son muchas, como el precio y los servicios alrededor. Analiza bien, conocer el precio medio de la zona que nos gusta y de pisos similares es un buen punto de partida.

El inmueble debe cumplir con una serie de estándares de calidad, aunque puedas personalizarlo.

Comenta