Muebles versátilis y a medida, una buena distribución y el color blanco son claves para que un salón pequeño parezca mas grande.

ARRIMA LOS MUEBLES A LA PARED

Despejar el espacio central del salón siempre es un acierto para ganar sensación de amplitud. Sobre todo los muebles más voluminosos, como sofás o aparadores. Al no haber obstáculos visuales por en medio los metros se duplican.

ABRE PASO A LA LUZ NATURAL

Un salón pequeño con luz natural siempre parece más grande que uno que tiene los mismos metros pero es más oscuro. Por eso, es importante potenciar las entradas de luz al máximo. ¿Cómo se consigue? Evitando los muebles altos que tapen las ventanas y optando por telas vaporosas y claras para vestirlas. Los muebles ligeros y los toques de verde, le dan un aire fresco, liviano y potencian la claridad.

QUE SEA BLANCO

Pinta de blanco y verás cómo tu salón crece. El blanco da sensación de amplitud porque separa visualmente las paredes y es luminoso. Ponlo también en algún mueble, como el sofá.

PIEZAS VERSÁTILES

Un sofá cama, mesas auxiliares que cuando se juntan son mesa de centro, puts para apoyarse y sentarse, una estantería que es zona de trabajo. En salones pequeños busca muebles que puedan cumplir varias funciones a la vez.

Comenta