La elección de un árbol de Navidad es tan personal que factores como tamaño, forma o qué tan amigable quieres ser con el medio ambiente influyen al momento de comprar el pino perfecto.

El problema del árbol artificial es que está realizado con resinas plásticas provenientes del petróleo, y su producción contamina el ambiente y no es reciclable.

La mayoría de estos pinos artificiales tienen sustancias como el PVC que son dañinas para el ser humano.

Un árbol artificial, al terminar su ciclo de vida, va al basurero a esperar cientos de años a que se degrade. Sin contar la energía que se utilizó para fabricarlo y transportarlo hasta tu casa.

La producción de este tipo de árboles, suelen estar fabricados en China, lo que hace que no se apoye a la economía local.

Resultado de imagen para pino artificial
Fuente

Por la compra de un árbol artificial no estás ayudando a evitar la tala de árboles naturales.

Los árboles naturales utilizados para la navidad, en la mayoría de los casos, son abetos americanos de producción local plantados en viveros.

Por lo tanto no se talan de los bosques. Además ayudan generar empleo en la región, y son más sostenibles que los artificiales.

Comenta