De seguro te habrás preguntado porque venden en esta temporada borregos con arroz y monedas de oro de chocolate, pues tranquilo hoy te diremos la razón.

 Es una tradición colgarlas detrás de la puerta de entrada de los hogares al inicio del Año Nuevo.

Se dice que son imán de la buena suerte, la prosperidad y que atraen el dinero a quien lo posee.

El origen de esta tradición no es claro, pues mientras unos se lo atribuyen a una leyenda de los Alpes suizos, otros aseguran que viene de Andalucía.

Sin embargo, ambas se basan en el hecho de que en Europa las ovejas (borregos) son conocidas como un gran símbolo místico de abundancia y prosperidad.

Algunos aseguran que es mejor regalarlos pues estos son una forma de desearle buen abundancia y prosperidad a esa persona.

Y aunque no hay mejor forma de conseguir dinero que trabajando no hace daño creer un poco en estos rituales.

Comenta